Para contactar: chefangelaharbauer@hotmail.com



viernes, 2 de septiembre de 2011

Huacatay, maní , Ocopa, historia y sabor


http://www.eluniversal.com/2011/03/04/huacatay-y-la-ocopa.shtml
04.03.2011
07:52 PM
El UNIVERSAL

El aroma del huacatay es único para mí, no logro compararlo con nada aunque por segundos he deseado obtener una asociación con otra hierba o aroma, eso se pierde y es que solo es huacatay, el es notable y fue transcendental en la identidad de mi pueblo, muchas veces nos pasamos una vida queriendo dar un significado mas intrincado a la magnífica sencillez que tenemos delante.


Visualmente es una crema satinada de color verde acentuado, esto  lo proporciona el huacatay, La receta tiene otros orígenes según versiones ancestrales, una de ellas es que era   parte de la alforja del Chasqui, estos eran los famosos atletas del imperio incaico los cuales desempeñaban el cargo de emisarios verbales o correo a través del Tahuantinsuyo, según afirman los entendidos,  los ingredientes que conforman esta receta eran de uso cotidiano para la alimentación de los chasquis, como los camarones secos y la  A. hypogaea mejor conocido como maní que fue cultivada por los Incas desde hace 8000 o 7000 años, los españoles observaron y registraron su consumo y características al llegar a nuestro continente; Como referencia el arqueólogo norteamericano Tom Dillehay reveló los restos de maníes de 7840 años en Paiján y en el valle de Ñanchoc, en Perú.


La receta prehispánica constaba en su preparación de camarones molidos, maníes tostados en piedras calientes, hojas de huacatay, ají amarillo todo combinado en un batán de piedra que resultaban ya desde esa época de un gusto y aroma indescriptible hasta nuestros dias, la presencia del batan en nuestra cocina marco diferencias es nuestra genética gastronómica, esa memoria de sabores ancestrales que todos llevamos dentro, el resultado desemboca en una crema delicada y al mismo tiempo con fuerte presencia y carácter  la cual era dejada caer sobre papas andinas calientes, para más adelante tener la fusión europea de llevar ,leche en su preparación una oliva negra por detalle  y una rebanada de huevo cocido.






Huancayo,  El Monasterio y Ocopa

Las características que hacen de Ocopa un centro histórico de excepcional valía son sus antiguos claustros coloniales, ilesos tan o igual al momento de su fundación, y su magnífica biblioteca que es un archivo impar de la historia y la cultura colonial y republicana del continente, entre otras cosas encontrará los testimonios de los hermanos franciscanos que utilizaban para componer crónicas y narraciones de viajes, al igual que más de 20.000 volúmenes, afanosamente resguardados por sus conservadores actuales, los cuales se transformaron para algunos en obsesión de investigación llegando desde lugares recónditos para consultarlos.
Aquí anexo varios Links que fueron de apoyo en este articulo y mis gracias a los autores.


http://livethelegendperu.com/blog/2009/09/de-paseo-por-los-alrededores-de-huancayo/
http://es.wikipedia.org/wiki/Convento_de_Santa_Rosa_de_Ocopa
http://wiki.sumaqperu.com/es/Convento_de_Ocopa








Una de mis versiones de la Ocopa


Con insumos que puede comprar en Caracas... (Tener licuadora y guantes para manipular el ají)


INGREDIENTES (para 4 personas)
01 ají amarillo seco grande. 
01 cebolla mediana morada. 
02 dientes de ajo pelados 
01 lata de leche evaporada de preferencia la de la etiqueta roja y blanco. 
01 taza de agua potable a temperatura ambiente. 
½ taza de maní tostado y salado de muy buena calidad
250gr. De queso fresco tipo cuajada. 
02 paquetes de galleta de soda baja en sal. 
1 rama de huacatay, solo usar las hojas en este caso. 
Sal, pimienta y aceite vegetal al gusto


PREPARACIÓN 
Colocarse los guantes y proceder a abrir el ají despepitarlo y lavar con abundante agua caliente, dejarlo bajo la llave por unos diez minutos permitiendo que el agua corra y retire el picor del mismo, posteriormente proceder a realizar el mismo ejercicio con agua fría.


En un sartén con un toque de aceite vegetal caliente, sofría la cebolla cortada en forma gruesa y los ajos hasta dorar; luego se agrega el ají escurrido, el maní tostado, y las hojas limpias de huacatay. Sofreír. 


Una vez dorados nuestros ingredientes anteriores se colocan en una licuadora y le agregaremos la leche evaporada, la taza de agua, el queso en trozos, las galletas de soda y un toque de aceite, proceda a licuar hasta obtener una crema homogénea y satinada, agregue más agua si es necesario, apague la licuadora pruebe y corrija el sabor a su gusto.